Test Prenatal No Invasivo

¿En qué consiste?

El Test Prenatal No Invasivo consiste en el estudio de las anomalías cromosómicas más frecuentes, es decir, trisomía 21 (síndrome de Down), trisomía 13 (síndrome de Patau), trisomía 18 (síndrome de Edwards) y alteraciones de los cromosomas sexuales, a partir de una muestra de sangre materna.

Este sistema se basa en que desde los primeros días de embarazo, se libera ADN fetal al torrente sanguíneo materno a través de la placenta. Es, precisamente, este ADN fetal el que se va a analizar mediante una extracción de sangre de la madre.

Ventajas

  • La tasa de detección es superior al 99%, a diferencia del screening bioquímico del primer trimestre que se encuentra en torno al 65%.
  • Es una prueba no invasiva, totalmente segura tanto para la madre como para el feto.
  • Se puede realizar a partir de la semana 10 de gestación.
  • Es posible conocer también el sexo fetal.
  • Resultados en 5-7 días

Limitaciones

La principal limitación del TPNI es que no es una prueba diagnóstica, por lo que ante un resultado alterado, se recomienda recurrir a una técnica diagnóstica mediante amniocentesis genética o biopsia corial.

¿A quién va dirigida esta prueba?

El TPNI puede realizarse en cualquier embarazada que desee tener más información sobre si su bebé se encuentra en riesgo de presentar alguna de las cromosomopatías más frecuentes, sin poner en riesgo su seguridad.

Puede realizarse tanto en gestaciones gemelares como en embarazos concebidos mediante técnicas de reproducción asistida con donación de gametos.

Pide cita ahora de forma sencilla

Pedir cita
Pide cita ahora

Pide cita ahora

Uso de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para información estadística y mejorar tu navegación. Para continuar navegando debes aceptar nuestra política de cookies.

Aceptar Rechazar